BUSCAR

Entrada destacada

NUEVA WEB

(PINCHAR EN LA IMAGEN, PARA IR A LA NUEVA WEB) NUEVA WEB  

jueves, 27 de marzo de 2014

Vampirismo



¿Qué es un Vampiro Real?

Un Vampiro Real es una persona que posee una necesidad adicional de alimentación, necesaria para mantener un adecuado estado de bienestar general a nivel físico, mental, y espiritual. Éste suma a la alimentación normal en cualquier ser humano una extra, consistente en sangre o energía sutil, la cual puede ser tomada de diversas fuentes. Esta necesidad es estructural a la condición de vampiro real y de carácter permanente, una persona con dicha condición necesita alimentarse de esa forma especial continuamente para sustentar su estado de bienestar, ya que por alguna razón todavía desconocida le es imposible obtenerlo y conservarlo como lo haría una persona común. La necesidad de una nutrición adicional es lo que diferencia a un vampiro real de una persona que no lo es.


Origen y Causa del Vampirismo

Existe una gran cantidad de las llamadas Teorías de Origen que intentan explicar el origen y causa de la condición conocida como vampirismo. En las encuestas Vewrs - Avewrs hay exactamente 38 Teorías de Origen propuestas, algunas más populares que otras dentro de la comunidad de vampiros reales. Actualmente no hay una base de conocimiento suficiente para postular una sola de ellas como única posible, y no hay un consenso general al respecto. Sin embargo las más conocidas refieren a un mal funcionamiento del cuerpo energético, que marca la diferencia entre un vampiro real y una persona común.
La variedad de teorías existentes implican aspectos físicos, mentales, genéticos, evolutivos, espirituales, kármicos y religiosos, entre otros. Algunas consideran la actuación de diversos factores coincidentes como causantes del vampirismo. Es un panorama complejo y generador de grandes debates dentro de la comunidad, pero como ya dije, actualmente nadie puede afirmar con certeza absoluta cual es la o las causas de origen del vampirismo.


Síntomas del Vampirismo

Los síntomas del vampirismo son diversos y se manifiestan a nivel físico, mental, etc. Existen muchos de ellos que por ser de frecuente aparición conforman un cuerpo de síntomas comunes asociados a la condición del vampiro real. Otros no son tan frecuentes y posiblemente respondan a causas derivadas de cada individuo. Sin duda el estado de salud general de la persona, sus hábitos de alimentación y genética, junto a otros posibles factores implicados, ejercen una influencia mayor o menor en la manifestación de dichos síntomas antes, durante, y después del Despertar. Más allá de eso lo cierto es que una cantidad de ellos se manifiestan de forma conjunta, tanto como para que hablemos de una condición especial o condición vampírica.
Muchas patologías conocidas y estudiadas, tanto físicas como mentales, han sido asociadas al vampirismo como posible explicación del mismo: porfiria, anemia, lupus, síndrome de automutilación, fetichismo sexual asociado a la sangre, etc. Sin embargo ninguna de ellas explica satisfactoriamente la condición de la que hablamos. Muchos vampiros reales no padecen ninguna de estas y otras enfermedades relacionadas al vampirismo, y de hecho ninguna de ellas explica por sí sola todos sus aspectos. Algunos de los síntomas más conocidos, varios de ellos claramente asociados al Despertar, son los siguientes:

1- Intensa necesidad de consumir sangre o energía para mitigar los síntomas asociados al vampirismo.

2- Hipersensibilidad a la luz del sol o a fuentes de luz intensa, llamada Fotofobia o fotosensibilidad.

3- Cambio del ciclo de actividad diurno por un ciclo nocturno, es decir reversión del ciclo de actividad.

4- Cambios en la alimentación, antojos.

5- Aumento o descenso de la temperatura corporal.

6- Cambios de estado de ánimo, ciclotimia, depresión, euforia, exaltación.

7- Deseo de aislamiento y de buscar otras personas con la misma condición.

8- Sudoración intensa, fiebre, agitación, temblores, al surgir la necesidad de consumo de sangre o energía.

9- Aumento de la sensibilidad extrasensorial.

10- Falta de energía, cansancio permanente.

11- Fuerte dolor de cabeza, migrañas y dolor detrás de los ojos.

12- Hipersensibilidad sensorial general, intensificación del sentido del tacto, gusto. oído, olfato, visión.

Esta no es una lista completa de los síntomas conocidos por miembros de la comunidad, solo son algunos de los más frecuentemente mencionados. Tampoco es una fórmula de simple uso que se pueda utilizar para saber cuándo una persona es o no un vampiro real, la sintomatología no es uniforme en su aparición, intensidad, duración y frecuencia de manifestación en todos los casos. La lista aquí presentada es solo una aproximación general a los síntomas que puede manifestar un vampiro real, algunos de ellos no manifiestan algunos síntomas mientras que otros los experimentan con singular intensidad.


El Despertar

El Despertar es el proceso por el cual una persona adquiere la consciencia de ser un vampiro real, consciencia de su condición vampírica. Una persona también puede ser un vampiro real (vampiro real latente) sin haber pasado por el proceso del Despertar, Awakening en inglés, o bien pasar por este sin tener en claro que es lo que le sucede; es el hecho fundamental de adquirir dicha consciencia a través del Despertar lo que marca la diferencia entre el antes y el  después de esta experiencia.
Usualmente el Despertar ocurre durante la adolescencia, sin embargo esto no es una regla fija, puede suceder antes o mucho después incluso. Algunos vampiros reales pueden presentar los síntomas de la condición vampírica desde que son muy pequeños, pero esto no es así en todos los casos. Nuevamente, no existe aquí una regla absoluta e inamovible que determine todo el desarrollo del Despertar. No sabemos con exactitud que provoca el inicio del Despertar y existen varias teorías al respecto, pero parece haber un factor común, un Detonante o causa específica que induce el Despertar. Puede ser el mismo cambio hormonal que acompaña el desarrollo de la adolescencia, un fuerte trauma físico o emocional, etc.
El Despertar puede provocar la aparición o intensificación de los síntomas usualmente asociados al vampirismo: un fuerte deseo de alimentarse de sangre o energía, hipersensibilidad a la luz solar o fuentes de luz intensa, cambio del ciclo de actividad diurno a uno nocturno (alteración del ciclo circadiano), cambios en la alimentación, cambios de humor, etc. Los síntomas son muchos pero no son uniformes y siempre presentes en todos los casos. No todos los vampiros reales presentan los mismos síntomas, con la misma intensidad y duración. Solo sabemos que algunos de estos síntomas son los que con más frecuencia se hacen presente durante el proceso. La duración del Despertar también varía en cada caso, desde unos pocos días hasta semanas, meses, o más.
El Despertar es un proceso que en su desarrollo completo involucra la concientización y aceptación de la condición de vampiro real. De ninguna manera implica una opción personal o decisión consciente de experimentar el Despertar, o no experimentarlo. Uno no controla el Despertar, no al menos tan fácilmente como se controla los músculos de las piernas para ordenarles que caminen. Es algo que sucede, no algo que uno adquiere usando una fórmula determinada. La comunidad actual de vampiros reales está formada por personas de diferentes edades, procedencias, idiomas, creencias, formas de vida, historias de vida, estudios y visiones personales sobre el vampirismo. Ninguna de ellas eligió pasar por el proceso del Despertar, tal como uno elige ir a ver tal o cual película, comprar tal o cual casa, o tener tal o cual amigo.
El resultado final del Despertar es que la persona, una vez adquirida la conciencia de lo que le sucede, puede seguir adelante con su vida incorporando a esta su nueva condición. 


Alimentación de un Vampiro Real

La alimentación de un vampiro real consiste en el consumo de sangre animal o humana; energía animal, humana, o de otras fuentes; o bien una combinación de ambos tipos de alimento tomado de una o más fuentes. En el primer caso hablamos de un Vampiro Sanguine o Vampiro Sanguíneo, en el segundo caso de un Vampiro Psi o Vampiro Psíquico, y en el último caso de un Vampiro Híbrido.
La frecuencia de consumo y la cantidad consumida depende de cada caso, ningún vampiro real es igual a otro, como ningún ser humano lo es. El estado general de salud, el tiempo pasado desde la última alimentación, la capacidad para filtrar, transformar y absorber la energía, la necesidad misma de alimentación de cada vampiro real, y una multitud de otros factores influyen para determinar la cantidad y frecuencia de alimentación. Sin embargo la cantidad consumida nunca es suficiente como para poner en peligro la salud de las personas que donan su sangre o energía al vampiro real.

Sangre y Energía como Fuente de Alimentación

Para un vampiro real tanto la sangre como la energía pueden ser Fuentes de alimento que sustentan su salud, añadidas a su alimentación habitual. Algunos pueden alimentarse de sangre, otros de energía, y otros de ambas fuentes. Existen teorías dentro de la comunidad de vampiros reales respecto a que es exactamente lo que alimenta en última instancia a todos los vampiros: Sanguine, Psi e Híbridos.
Una teoría afirma que lo único que alimenta en verdad a un vampiro real es la sangre. Otra afirma lo contrario, postulando que la verdadera fuente de sustento es siempre la energía, y que la sangre contiene la energía que el vampiro real necesita. Actualmente no hay pruebas absolutas en ningún sentido. Hay vampiros reales que solo pueden alimentarse efectivamente con sangre o bien solo con energía; mientras que la mayoría, según los resultados de las encuestas Vewrs - Avewrs, son vampiros Híbridos.
El vampirismo es una condición humana que no se manifiesta de la misma forma en todos los casos. De la misma manera que dos personas que sufran de gripe no manifestarán exactamente los mismos síntomas, con la misma intensidad y duración. Sería una asombrosa coincidencia que dos personas que sufran de gripe manifiesten el mismo exacto grado de fiebre, que les duela el cuerpo en los mismos exactos lugares y con la misma intensidad, o que tarden el mismo exacto tiempo en días, horas, minutos y segundos, en cumplir todo el ciclo de la enfermedad desde que enferman hasta que sanan. Pero ambos padecen la misma enfermedad.
Lo que define al vampiro real es su necesidad de alimentarse de una fuente exterior a sí mismo, y no la forma en que satisfaga dicha necesidad. Cualquiera sea la fuente exterior de sustento, el consecuente consumo de sangre o energía satisface la misma necesidad. Mientras que en el caso de la sangre la fuente es animal o humana, en el caso de la energía existe una mayor cantidad de fuentes a las cuales recurrir. Algunos vampiros reales que se alimentan de energía pueden recurrir a una sola de ellas, o a varias.
Es por eso que dentro de la categoría de Vampiro Psi o Vampiro Psíquico existen subdivisiones, que refieren a la fuente energética usada para alimentarse. Así, un Vampiro Psi Elemental se alimenta de los elementos presentes en la naturaleza, por ejemplo de la energía presente en el agua. Otro Vampiro Psi podría hacerlo de la energía acumulada por una gran cantidad de personas reunidas en un mismo sitio. Independientemente de la fuente de alimentación, vampiros Sanguine, Psíquicos e Híbridos, comparten un cuerpo común de conocimientos y técnicas sobre manipulación de la energía, que en todos los casos sirven para un mejor autoconocimiento y manejo de su condición vampírica.



FUENTE: aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos Youtube

Loading...