BUSCAR

Entrada destacada

NUEVA WEB

(PINCHAR EN LA IMAGEN, PARA IR A LA NUEVA WEB) NUEVA WEB  

martes, 25 de junio de 2013

La Sinarquía


“El mundo está manejado por otros personajes que no imaginan aquellos cuya mirada no llega hasta detrás de los bastidores”* (Benjamín Disraelí, ministro de Gran Bretaña desde 1868 hasta 1881, en su novela Coningsby).      
  
Vamos a hablar de algo que no por ser oculto es menos real: Este es el caso de la Sinarquía Internacional, la que amparada en su carácter de secreta encuentra facilitada su acción, la mayor de las veces, por la negación obstinada de su existencia o por un des­conocimiento total de la misma, pues los medios masivos de comunicación, que dicho sea de paso están en sus manos, no hablan’ de ella.
Como este es un tema que puede, por el mismo halo de mis­terio en que se encuentra envuelto, prestarse a elucubradores ima­ginarías y tremendistas, nosotros vamos a atenernos a la docu­mentación efectiva que sobre el mismo se posee. 

¿Qué es, pues, la Sinarquía? 
Podríamos decir, aventurando una definición, que es la unidad operativa de un conjunto de po­tencias clandestinas, que en todos los órdenes (políticos, económicos, culturales y religioso) contribuyen a la formación de un gobierno mundial invisible.
Sinarquía es una palabra griega que viene de “syn” que sig­nifica con, el que da idea de convergencia, y “arquía”, que se deriva de “arjé”, que se traduce por principio, poder. De “arjé” viene arjonte, éste tiene por equivalente latino la palabra “prin­ceps”, que significa “príncipe”. De modo que “arjé” es “prinicipio de poder”.
Sinarquía, pues, en sentido etimológico menta la convergen­cia radical de principios de poder que gobiernan al mundo. Es decir, los poderes visiblemente contrapuestos (syn) en el mundo se coaliganíen la sinarquía.
Ella ha cobrado actualidad después que se conocieron los libros del gran iniciado Saint-Yyes d’Alveydre (1849-1909), so­bre todo su prólogo pertenece al ocultista Gérard Encausse llamado Papus, que dice: “Como sociólogo Saint-Y ves d’Alveydre ha con­sagrado la mayor parte de su vida a la defensa y a la difusión de una cierta forma de organización social: la Sinarquía”.
las doctrinas de d’Alveydre estructuradas en forma sistemá­tica aparecen en varios documentos, pero sobre todo en uno de real importancia, el Pacto Sinárquico de 193?, encontrado por la policía francesa en 1941 y publicado en forma completa por Henry Coston en “Los Tecnócratas y la Sinarquía”. El mismo consta de 13 proposiciones y 598 artículos.
Según este documento, el gobierno mundial supone una or­ganización apropiada del planeta y la partición de éste en zonas geopolíticas y económicas. Debiendo reposar sobre una estratifi­cación de planos: económico-social, político, cultural y religioso. La idea que lo mueve es la gestación de cinco grandes federaciones imperiales conductoras del Pacto Sinárquico. Este, en el artículo 592 dice:
“Esta estructura piramidal implica la completa formación de cinco grandes federaciones imperiales (o Sociedades conductoras de las naciones), ya constituidas o en vías de constituirse en el mundo moderno:
“1) La Sociedad conductora de las naciones paneurafricanas.
“2) La Sociedad conductora de las naciones panamericanas.
“3) ta Sociedad conductora de las naciones paneurasianas de la URSS.
“4),La Sociedad conductora de las naciones panasiáticas.

En la medida en que las naciones actuales subsistan no serán más que provincias en el interior de las sociedad conductoras, con gobierno propio pero rigurosamente subordinado”.
Podemos ver la continuidad en la realización de estos planes, cuando dieciséis años después Jean Schlomberger, reconocido si- narca, escribe:
“El cebo de una organización que extendiéndose progresiva­mente a toda Europa Occidental puede lograr, a imagen del Commonwealth británico, de la Unión Americana, de la Unión So­viética y del Extremo Oriente chino-japonés, un quinto grupo que encuentre en sí mismo su equilibrio capaz de mantenerse fren­te a las otras cuatro masas mundiales” (“Le Fígaro”, 30 de mayo de 1951).

ORDEN ECONOMICO
Toda esta cosmovisión sinárquica mueve la realidad sobre la base de un poder real, concreto y efectivo como lo es el poder económico ejercido por los grupos financieros o bancas internacio­nales. Estas son, entre otras, la banca Rockefeller (EE. UU.), Rothschil (Inglaterra), Nye (Suecia), Gunzberg (URSS), Kühn, Loeb 6? Co. (EE. UU.), Warburg (Alemania), Lazard Hnos. (Francia), etc. Las que se encuentran vinculadas entre sí tanto por lazos familiares como por intereses comunes
A modo de ejemplo, veamos cómo, para lograr el estableci­miento de la tercera federación imperial de las naciones paneu- rasianas de la URSS, la Banca Kühn, Loeb & Co. financió la revolución rusa.de 1917. Esto se evidenció, según un informe di­rigido por Washington al gobierno francés durante la guerra, por el jefe del Servicio de Informaciones. Ha sido publicado por pri­mera vez en el N9 1 del 23 de septiembre de 1919 en el diario “A Moscú”, editado por Rostow. El informe dice así:

“En febrero de 1916 se supo, por primera vez, que una revo­lución se preparaba en Rusia. Se descubrieron las personas y las firmas que participan en esta obra subversiva: 1) Jacob Schiff; 2) Kühn, Loeb & Co., empresa bancaria dirigida por Jacob Schiff, Félix Warburg, Otto Kahn, Mortimer Schiff y Jerome Hanauer; 3) Gugenheim; 4) Max Breintung. En la primavera de 1917, J. Schiff comenzó a enviar dinero a Trotzky (vincu­lado al grupo por su mujer) para preparar la revolución, lo mismo hizo desde Estocolmo Max Warburg y la banca Nye, cuyo director principal es Olav Aschberg”,. Hasta aquí lo fun­damental del informe.
En. Cuanto a los vínculos familiares, J. Schiff y Félix War­burg eran concuñados, pues ambos estaban casados con dos hijas de Loeb, contrajeron matrimonio en Nueva York en 189? y 1902, respectivamente. Como dato ilustrativo y para que se establezcan conexiones, diremos que J. Schiff llegó a los Estados Unidos en 1865 como representante de la casa Rotnschild.
Para no abundar en detalles, puede consultarse, aunque su nivel es por demás elemental, en la colección Siglomundo, del Centro Editor de América Latina, el título “Banqueros y Trusts”, Bs. As., 1968, páginas 12 y 13.
En cuanto a la vinculación de estos grupos con los intere­ses sinárquicos, es claro y definitivo el anuncio que hizo Paul Warburg, hijo de Félix, ante el Senado norteamericano en 1950: “Se quiera o no, tendremos un Gobierno Munlial. La única cuestión que se plantea es la de saber, si este gobierno mundial establecido por consentimiento o por conquista” (Informe de la. Foreign Assnciation-Doostep Savannah).
De ahí, que con justa razón diga el doctor Carlos Disan- dro: “La estrategia sinárquica, en tanto va ejecutando la piràmi­de lo hace por conflictos dirigidos; no puede gobernar el mundo por la persuasión, no lo puede gobernar por los votos, no lo puede gobernar por el parlamentarismo y no lo puede gobernar por los poderes tradicionales, regidos por el monarca, un presi­dente, un triunvirato, un cónsul. Lo gobierna por conflictos, que es el término medio entre los gobernados (del mundo en­tero) y la conducción sinárquica como poderes que convergen”. Es decir, el método para el dominio de las naciones si sus gobernantes no son serviles es la creación de conflictos en el que se enfrentan dos fuerzas de la sinarquía, una cumpliendo el papel de reaccio­naria y la otra de revolucionaria, quitando así toda autodeter­minación de la nación en conflicto.
*        ORDEN POLITICO
En cuanto a este orden, el primer esbozo de gobierno, y en el que importantes sinarcas se han puesto de acuerdo, es la transformación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Para lo cual se reunieron representantes de 38 países el 8 de septiembre de 1958, según informó el diario “Nouvelles”, de Versailles, el 18-9-58, donde se firmó la denominada “Carta de Versailles”, en la que bajo la apariencia de la defen­sa de la paz y la abolición total de la guerra (cosa que por lo visto no se logró) se anula la soberanía política de las naciones. Siendo con esto consecuentes con la exposición que hiciera Lord Beveridge tres años antes, cuando dice: “La necesidad de re­visión de la Carta de las Naciones Unidas debe resultar lógica a quienes actualmente comprenden que la noción de soberanía no está solamente superada, sino que se trata de un contrasen­tido, y que el federalismo es la única, opción”. (Conf. of organización of the UN Charter, 26-5-55).
*       ORDEN RELIGIOSO – CULTURAL
1)    La iglesia universal sinárquica u Oitíen Cultural de las Naciones, tal como d’Alveydre lo describe en sus obras y como se halla volcado en el Pacto Sinárquíco de 1935, es un conjunto sincretista (una mezcla) de todas las religiones consideradas como iguales, con cierta primacía atribuida a la Càbala. Las religiones a entrar en la Iglesia Universal son: La Iglesia Evangèlica (catolicismo), con el Evangelio y sus autoridades, Episcopado, Papa, Concilio.
2)    La Iglesia Mosaica (judaismo), con la Torah y su auto­ridad, el Gaon de Jerusalén.
3)    La Iglesia de los Vedas, y su autoridad, la logia “Agartha”.
Y añade: “El protestantismo de Lutero, el Islam de Mahoma
y el Budismo de Cakya-Monni son las tres ramas de es tronco imiversal”.
Por lo demás, el orden cultural estará determinado, principal­mente, por una estructura de tipo masónica, tan cara a Saint-Yves d’Aveydre, que va de una enseñanza democrática, aristocrática, ideocràtica, hierocrática hasta una enseñanza teocrática reservada a unos pocos. Esta escala aristocratizante, producto de un detritus ideológico, es una de las características de la Masonería, sociedad secreta, tanto más cuanto se avanza en ella, que surge alrededor del siglo XIV, cuyas notas más significativas son: su anticristia­nismo y el no admitir a los pobres en su seno.
*               CONCLUSION
Hemos expuesto en forma documentada y evitando emitir jui­cios de valor sobre la Sinarquía Internacional. Es hora, pues, que demos nuestro parecer. Al plan de las cinco divisiones imperialesdel mundo oponemos una Argentina unida, Hispanoamérica unida, el tercer mundo unido. Es decir, la unión de los desamparados de la Tierra frente a los negreros del mundo.
En el orden económico, la Sinarquía nos somete a una de­pendencia económica total. Ante esto alzamosi la bandera de la Independencia Económica, para nosotros y para los pueblos her­manos. Debemos pasar a integrar el Pacto Andino.
En el orden político, la soberanía no es un contrasentido co­mo dice la Sinarquía, ni queremos gobernantes que sean simples administradores de ésta. Es por ello que la Soberanía Política es la segunda de las banderas que sostenemos.
Al orden cultural-religiosos sincrético del Gobierno Mundial, oponemos una cultura nacional y popular, y la religión de nues­tra tradición, que es como enseña Hegel: “lo que más caracteriza al espíritu de un pueblo.”
Todo ello porque queremos una Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.
Por último, deseamos terminar este artículo con la respuesta más clara y de mayor fuerza política a la cita que lo encabeza:
“El problema es liberar el país para seguir libres.
Es decir, que nosotros debemos enfrentar a la SinarquíaInternacional manejada desde las Naciones Unidas, don­de están el comunismo, el capitalismo, la masonería eí judaismo y Ja Iglesia Católica —que también cuando la pagan entra—, (2) Todas Todas estas fuerzas que tienen miles de colaterales en todo el mundo son las que empie­zan a actuar.” (Juan. D. Perón, “La Razón”, 4/7/72).

(1) La fuente mis sólida para el estudio de la Sinarquía es la copiosa documentación incautada por la policía francesa en los tiempos de Petain, en las logias ocultistas y en el! domicilio par­ticular de conocidos! masones, como Gastón Martín, autor de “His­toria de la Francomasonería Francesa”. Sobre la base de este ma­terial han trabajado, entré otros:
HENRY COSTON: “Lfes technocrates et la Sinarchie”, número especial aparecido en febrrero de 1962 en Lectures Fran­çaises, 58, rue Mazarme, París.
“Les Financiers qui mènent le Monle”, obra que aparfcció en castellano con (et título “Con dinero rueda el) mundo”.
“Le Secret del’ Dieux”, en Lectures Françaises, diciembre 1968, París. Este autor, con un grupo de colaboradores analiza eí fenómeno de la Sinarquía, fundamentalmente, desde una perspec­tiva financiera.
PIERRE VIRION: “Le Gouvernement du Monde”, París 1965.
Mystere d’Iniquité, París 1966.
Estíos libros han aparecido en castellano con los títulos de: “EÏ Gobierno Mundial y la Contra-Iglesia”, Cruz y Fierro Edito­res, Buenos Aires, 1965, y “La Masonería dentro de la Iglesia”,, en la misma editorial año 1968.
Este autor analiza la sinarquía desde el punto de vista cató­lico. Denunciando en détaillés la penetración sinárquica en la Iglesia.
Dr. CARLOS DISANDRO: “Gobierno Mundial y las ten­siones de la Sinarquía” Editorial Montonera, Mar del Plata 1971.
Este autor analiza la sinarquía desde la perspectiva de los procesos históricos pero no maneja documentación. En cuanto al multicentrismo de poder con que dice se gobierna la sinarquía, está completamente equivocado. Si bien cristiano confeso, sus tesis lo vinculan a la oposición nazi-pagana.
JACQUES ZOILO SCYZORYK: “La Conspiración Judeo- Sinárquica en Medio Oriente y Argentina”. Ed. Continente Indo- americano, Bs. As., 1973.
El autor, que es un argentino de origen judío que profesa lafe Mosaica, analiza con rigurosidad y sobrada honestidad moral, ti fenómeno de la sinarquía en sus relaciones con el judaismo sio­nista
El motivo por el cual hemos mencionado estos cuatro autores, que enfocan el fenómeno de ‘lá Sinarquía desde ángulos diferen­tes, es para que el lector interesado pueda recurrir a bibliografía de consulta.
(2) Claro está que ni todo el judaismo ni1 toda la Iglesia Ca­tólica son sinárquicos. Del judaismo sólo el sionismo: naziimperiolismo hebraico, que tiene su fundamento en la religión talmúdico- cabalística-rabínica, es sinárquico. Mientras que los judíos no sio­nistas se oponen con todas sus fuerzas a la instauración de un go­bierno mundial sinárquico.
En cuanto a la Iglesia, sólo están involucrados los grupos pseudo-católicos como el Opus Dei y parte del jesuitismo gnóstico progresista, sobre todo, a partir de las conversaciones de los¡ padres jesuitas Gruber y Mukermann con representantes de la logia Simbolista francesa el 1926.



FUENTE: aqui

2 comentarios:

  1. interesante punto a consideracion no se nececita ser un erudito para saber que algo pasa a nivel global ... algo que se teje en las sombras de este planeta ,,,, un diez por el post .... sacare mis conclusiones y me haz interesado en este tema saludos desde mexico .....

    ResponderEliminar

Videos Youtube

Loading...